Los tres reinos

Una de las primeras diferencias del RC versus la mayoría de las tradiciones neo-paganas con la que el estudiante/practicante se encuentra, es la visión triadica del mundo. Este, en contraposición al clásico modelo griego de 4 elementos, se entiende compuesto por Tres Reinos; La tierra – Talam, el mar – Muir, y el cielo – Nem. Referencias a esto se pueden encontrar a en la literatura antigua (como en el Tain, los relatos de las batalla de Mag Lena, y múltiples poemas Irlandeses y Escoceses) en los cuales se jura o ruega por los tres reinos (en ocasiones ademas por otros elementos como la luna, estrellas, y entre otros), o se hace mención del fin de los tiempos o fatalidades por medio de su “destrucción y caos”. De esta noción es que viene la frase “que el cielo caiga sobre  nuestras cabezas”, la que hace referencia a la prevalencia del caos en el mundo como lo conocemos cuando la naturaleza se vuelca sobre si misma en su orden natural.

Tras esta breve descripción, iré revisando cada uno de los tres Reinos y su influencia en la composición del mundo según lo que se observa, principalmente en el RC Gaelico.

Muir – Los orígenes de Irlanda y la frontera sobrenatural

Si se revisan los libros sobre el poblamiento de Irlanda, como el más conocido Lebor Gabála Éreen (o el libro de la invasiones), se describe como Irlanda fue poblada por pueblos que venían del mar, quienes crearon lagos que dieron forma a Irlanda, y que en varios casos fueron borrados de Irlanda por el mismo mar. En estos ejemplos se puede ver como el reino del mar es la fuente del origen de Irlanda y uno de sus grandes moldeadores, regulando de alguna forma el ingreso de las fuerzas y tribus imperantes a la Isla. Esto no es menor si se considera que además cada tribu contribuyó con un elemento específico en la formación de la tierra y en el establecimiento del orden socio-politico posterior, tema que se aborda al revisar Talam o el reino de la tierra.

Fitzpatrick-TuathaArrivo

La llegada de los Tuatha por Fitzpatrick

Es interesante ver como a la llegada de los Milesios, el poeta/Druida Amergin al poner pie en la tierra canta un encantamiento que pareciera llamar principalmente al mar y a las aguas con el fin de incrementar su presencia en Irlanda como un acto de “domesticación” de la isla (tairis.co.uk)

El mar era también considerado un espacio liminal por los Celtas, que marcaba el fin de la zona habitable por los hombres y el inicio del territorio desconocido y reino de los Dioses del Mar.

Dentro de estos aspectos se encuentra la influencia de los Formoire, los seres del otro mundo, deformes “demonios” de una pierna, ojo y brazo, que se oponen a las tribus que se asientan en Irlanda, hasta su derrota por los Tuatha. Los Formoire supuestamente habitaban no en Irlanda, sino en las islas de más allá en el mar, y significando su nombre “los habitantes submarinos” (Rees & Rees, Celtic Heritage). La presencia de los Formoire actúa como una fuerza caótica y antagonista sobrenatural por los intentos de poblar Irlanda, similar quizás al conflicto entre los titanes y los dioses griegos en el intento de estos últimos de derrocar a estas fuerzas menos civilizadas.

Así mismo el mar era el lugar donde existían “espacios” de otros mundos, reino de fuerzas de dioses y no dioses, donde pocos se aventuraban a entrar. El espacio es claramente sobrenatural, no solo por los encuentros que enfrentan los viajeros, sino por el aspecto de que en ocasiones el tiempo transcurre de manera diferente en el mar que en Irlanda. Esto se ve claramente en el viaje de Bran, cuando al regresar creyendo que habían pasado solo un año en el mar, todos los años caen sobre aquel que pone pie en tierra avejentándose instantáneamente y luego cayendo hecho polvo.

Dentro de estos espacios sobrenaturales marítimos se encontraban el reino de Manannán y las tierras donde iban a descansar los habitantes de Irlanda tras a muerte, tanto en la isla de Donn como en Tír Na nÓg, siendo todos espacios con características “paradisíacas” diferentes de aquellas del mundo de los vivos.

La esencia liminal y sobrenatural del mar lo trasnformaban también en un espacio peligroso y desconocido para el hombre. Se cree que una practica pre-cristiana era aquella de enviar a quienes requerían de un juicio tras la frontera liminal para quedar en manos de los dioses. Un ejemplo de esto esta en el mismo Lebor Gabála donde se describe que tras la llegada de los Milesios, estos (por disposición de los Tuatha) deben esperar por tres días sin desembarcar en Irlanda y son llevados “tras la novena ola” por orden del druida Milesio Amergin. En este periodo los Tuatht intentan alejarlos de la isla mágicamente, sin embargo fallan tras lo que los Milesios desembarcan y posteriormente adquieren el favor de la diosa de la soberanía y conquistan Irlanda. Así mismo, durante este incidente, uno de los Milesios, Donn, candidato al reinado de Irlanda, insulta a la diosa de la soberanía tras lo que muere ahogado junto con todos sus descendientes sin siquiera pisar la isla.

Talam – El orden socio-político de los hombres

Como lo vimos antes, uno de los principales moldeadores de la tierra de Irlanda es el Mar y las tribus que llegan a Eire desde él. Estas tribus, no solo dieron forma a la tierra, creando planicies, lagos y ríos, sino que también dieron el orden socio-político de Irlanda.

Este orden socio-político tenia, para los Gaélicos, un alto componente ritual, ¿Por que?, simple, ya que la tierra se consideraba como un ente viviente que debía ser debidamente honrada. A la llegada de los Milesios a Irlanda, tres diosas de la Soberanía; Eriu, Banba y Fodla, se presentaron ante ellos, y estos al reconocerlas y aceptarlas ganaron la soberanía de Irlanda, tras lo que derrotaron a los Tuatha en la segunda Batalla de Mag Tuired. Episodios como este hay por montones, donde Diosas de la Soberanía se presentan ante los futuros monarcas o guerreros en forma de ancianas horripilantes demandando un beso o sexo, si el hombre accede gana la soberanía y la Diosa se transforma/renueva en una hermosa joven, si no generalmente gana una maldición y termina muerto. Este matrimonio sagrado es el que garantiza que bajo el reinado del verdadero monarca, la tierra mantenga su fertilidad y las fuerzas del Sidhe se mantengan del lado de la tribu. Además, si el monarca, pese a contar con la bendición inicial de la Diosa de la Soberanía, comete una falta a los valores, los favores de la tierra/Diosa de la Soberanía le son quitados y el reino cae en la infertilidad, ante lo cual el monarca indigno debe ser depuesto.

403920_10150483035196962_574766961_9323317_1380795879_n

Las Diosas de la Soberanía son la personificación de la tierra misma, y obtener su favor es lo que le permite al pueblo reinar en Irlanda. La renovación de la diosa como una joven es lo que renueva la fertilidad de la tierra. Si consideramos esto, el honrar a la tierra y a las Diosas de la Soberanía como corresponde se transforma en un deber fundamental para la tribu, ya que sin ello no puede sobrevivir. Existen evidencias de que este matrimonio sagrado se realizaba rituálmente, al ser elegido un nuevo monarca, y que era renovado cada año en Samhain, en Tara. Una joven mujer le entregaba una copa de hidromiel al futuro soberano, brebaje vinculado a los dioses ya  la fertilidad (por ejemplo el nombre de la Reina Mebd, muchas veces descrita como una Diosa de la Soberanía, significa “la embriagadora” e “hidromiel”). También existen indicios de que se representaba por medio de un matrimonio con un caballo, lo que hace directa referencia a Macha, un aspecto de la Morrigan altamente vinculado con la soberanía, sobre todo el Ulster.

Los Fir Blog y los Tuatha de Dannan, dos tribus con poderes sobrenaturales, que convivieron y se mezclaron, tras ser derrotados en la Segunda Batalla de Maige Tuired, llegaron a un acuerdo con los hijos de Mil, donde les cedieron el control de la superficie de Irlanda, y ellos se replegaron a un mágico mundo subterráneo de igual e incluso superior belleza. En ese entonces pasaron a ser conocidos como la Gente del Sidhe o el pueblo de las Hadas, quienes se mantuvieron en constante interacción con los hijos de Mil. Esto le confirió a la tierra ciertas asociaciones con el Otro Mundo, un espacio mágico hogar de los antiguos Dioses, y así mismo lleno de peligros. Las Diosas de la Soberanía son parte de este grupo, y es a través de los “faery mounds” donde se produce el contacto. generalmente, por la entrada accidentada de algún mortal, o por la salida a la superficie de los Dioses y sus comitivas.

2707924_f069e9cb

El reino de Irlanda, en la parte superior, se dividió en cinco provincias, Ulster al norte, Lenister al este, Munster al sur y Connaught al oeste, al centro Meath, donde se encontraba la capital mítica y política, Tara. Es en Tara, donde año a año, en la fiesta que tomaba lugar en Samhain, que se celebrara el “nombramiento” del nuevo rey, su matrimonio sagrado con la tierra, y la renovación de este año año, donde la piedra de Lia Fail gritaba cada vez que el verdadero rey la tocaba. Los otros rituales estacionales, como los juegos de Tailtiu en Lughnasadh se realizaban en las otras provincias de Irlanda, destacando la importancia ritual de Tara para el establecimiento del Reinado y la soberanía. En el relato del asentamiento de la mansión de Tara se describe como la misma organización de la tierra era asumida por los reyes y guerreros cuando eran convocados a Tara, y como este orden de la tierra era el mismo que permitía el orden social y político en Irlanda.

hill-of-tara

La colina de Tara y a continuación la Colina de Emain Macha

emainmacha

A diferencia de la creencia común  Tara, y las capitales de cada provincia, más que construcciones fortificadas con fines de vivienda, parecen tener un propósito ritual. Sus construcciones, generalmente compuestas de anillos concéntricos, ya sea de postes, o de tarimas niveladas una sobre la otra, o de paredes con aberturas que permiten mirar al centro, aparentemente no tenían las comodidades necesarias para cumplir con fines habitacionales, ni la estructura para ello. La misma estructura de postes encontrada en Emain Macha fue inmediatamente sepultada y quemada tras su finalización, esto lo más probable es que indicaría un propósito ritual.  Esta misma formación de anillos concéntricos, con un poste o tarima o espacio central hace pensar en el Bile o árbol de a vida que conecta los tres reinos, del cual se hablará mas adelante.

Model of Navan Structure

 

estructura del fuerte de Navan encontrado en uno de los montículos del sitio que correspondería a Emain Macha. El poste central habría sido colocado al último y no correspondería a un soporte estructural

Nem – la visión del futuro

El reino del cielo es el tercer y último reino en ser alcanzado por el Bile, o el árbol del mundo. Su existencia era fundamental para los celtas como un indicador de la estabilidad cósmica, quizás por que de alguna manera el cielo englobaba tanto el reino de la tierra como el del mar. En el Tain los hombres de Ulster declaran “el cielo esta sobre nosotros, y la tierra bajo nosotros, y mar al rededor de nosotros. A no ser que el cielo caiga con su lluvia de estrellas sobre el suelo en que acampamos, o a menos que la tierra se rasgue por un terremoto, o amenos que las olas del azul mar vengan sobre los bosques del mundo de los vivos, no cederemos terreno”. Esto demuestra claramente la importancia de la estabilidad de este reino, y de todos los otros, para la existencia del mundo.

El cielo, en la visión celta, estaba constantemente proveyendo de augurios sobre el futuro y llevando los mensajes de los Dioses a los hombres. La gran cantidad de dioses que se transforman en pájaros, y de hombres y mujeres que han sido transformados en ellos producto de una maldición es una prueba de ello. En la cultura Irlandesa, la visión o el oír el graznido de un ave en específico presagiaba diferentes cosas, desde buena fortuna hasta la muerte (como en el caso del graznido de la Badb). así mismo, no es infrecuente leer relatos donde los Dioses, en forma de aves, entran en contacto con los hombres o viajan a través de mundo. Por ejemplo en la historia de Sergligle Con Culainn, la diosa Fand, esposa de Manannan vuela en forma de un hermoso pájaro marítimo atada a su hermana (también transformada), y tras su avistamiento que termina entrando en contacto con CuChullain y teniendo un amorío con este.

article-2068062-0f004a6f00000578-614_634x425

Así mismo, para las antiguas tribus celtas de Irlanda el buen clima era fundamental para sus actividades ganaderas y agrícolas. Los presagios del clima por medio de la lectura de los nueve vientos y la observación de otras señales en días claves era fundamental para poder prepararse para las rachas de mal clima. Estos presagios eran vigilantemente observados incluso tras la cristianización de Irlanda, encontrándose las descripciones de estos vientos en textos medivales de Senchas Mór  y el Saltair na Rann. Así mismo la observación del clima durante el día de festividad de la Fheill Brighde permitía pronosticar el clima de los meses venderos y si llegada de la primavera sería pronta o tardaría.

Bile- el árbol sagrado

La imagen del árbol de la vida celta es un símbolo ampliamente conocido y utilizado en el mundo occidental actual. Su imagen de un gran árbol cuyas ramas y raíces se extienden y unen formando un círculo nos dan una imagen de lo que era el Bile. Similar al Yggdrasil nórdico, el arból de la vida conecta los tres reinos y engloba el espacio en que, en el caso de la cosmovisión celta, conviven hombres y dioses.

5a555d551505646699f4d9ec32756870

En Irlanda pareciera haber existido la costumbre de reunirse en un espacio sagrado marcado, no por el Nemeton continental, sino por el Bile. El Bile se describía como un árbol de grandes dimensiones que podría haber cobijado a la tribu bajo su copa, y representaba la conexión sagrada con la tierra y la soberanía. En Irlanda 5 Biles tenían mayor importancia “The Ash of Tortu, The Bole of Ross, the Yweof Mugna, the Bough of Danthi, y The Ash of Uisnech”. La leyenda del “El asentamiento de la mansión de Tara” dice que estos 5 árboles fueron plantados por Fintan mac Bochra con el objetivo demarcar las provincias de Irlanda que se regían bajo el reinado superior del rey en Tara.

Desde este punto de vista se puede ver como el Bile, con su gran altura y su potente significado simbólico referente a la soberanía unen los reinos Talam y Muir.Así mismo, existen registros de algunos Bile ubicados junto a pozos curativos, completando así la imagen uniendo Talam, Muir y Nem.

El orden del mundo

Si observamos aquello anteriormente expuesto podemos establecer como en la cosmovisión Celta Irlandesa, como los tres reinos conformaban el mundo conocido, y su influencia reciproca y en balance permitía la vida. El descontrol de los mares llevaba a las inundaciones que purgaron a las primeras tribus que intentaron asentarse en Irlanda, la des-honra de la comunión sagrada entre el rey y la Diosa de la soberanía llevaba a la infertilidad de la tierra, y los presagios de mal clima podían destruir cosechas y ganado. Este balance nos lleva inmediatamente a pensar en la imagen del triskel, con las tres fuerzas opuestas en perfecta sincronía generando una sensación de movimiento y continuidad.

Así mismo los tres reinos estaban transversalmente influidos por las fuerzas del otro mundo y los Dioses, existiendo una contacto permanente y simbiótico entre los hombres y los Dioses. A mi parecer, esto nos lleva a situarnos en el centro de los tres reinos en nuestra vida cotidiana, manteniendo firmemente la conexión con los Dioses en el aquí y el ahora con el fin de poder mantener el balance y la estabilidad.

Quisiera finalizar con la imagen del árbol de la vida representando la unión de los tres reinos con el Bile o árbol sagrado (el espacio sagrado de la tribu) ubicado en el centro y uniendo los tres reinos en su “cuerpo”.

88d41ff072707c580d1bd4a0d91b1beb


Fuentes:

http://www.tairis.co.uk

“Celtic Gods and Heroes”, M-L. Sjoested.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s