Grianstad an tSamhraid

Este solsticio me toco organizar y oficiar el ritual de medio verano, algo que jamás había hecho en contexto de grupo.

La organización del ritual fue lejos la parte más difícil, horas de búsqueda de fuentes, lectura y revisión de plegarias fueron necesarias para poder llegar a formase una pequeña idea de los focos del ritual.

Tras tener los temas definidos, fue necesario crear la estructura ritual. Debo reconocer que luche un buen tiempo con la costumbre de realizar un círculo y llamado a los 4 elementos como se realiza en la mayoría de los ritos neo-paganos con influencia de la magia ceremonial (ej; Wicca), y la necesidad y deseo de ceñirse a un marco reconstruccionista (mal que mal el hombre es un animal de hábitos). Este punto me hizo reflexionar en las dificultades que implica un cambio de paradigma, y en la forma en la que se suele llegar al paganismo en el hemisferio sur, como la Wicca tiene un peso importante en ello, sin embargo no es el único camino, y las dificultades que hay de difusión e información en español sobre el CR. Creo que como miembros del CR de America latina debemos tomar un rol más activo en la comunidad en escribir experiencias, generar y traducir material . Ya es difícil reconstruir costumbres en la diáspora, y el poco acceso a fuentes no lo facilita.

Como siempre, la inspiración de la Morrigan, y Brigit claro, para confeccionar la estructura y adaptar (y traducir) las plegarias fue de gran ayuda, sentir su presencia y trabajara la luz de las velas de sus altares es una práctica muy querida para mi, en ese momento las siento vibrar dentro de mi.

Durante el ritual, la plegaria para la bendición y protección del espacio sagrado, trajo la presencia de una fuerza divina, que cambió su cualidad al pedir la protección de cada integrante del ritual. Con algunos fue fuerte, en otros más sutil, con algunos fue un poder abrazador del fuego, con una leve cadencia masculina, para otros una especie de brisa que rodeaba y abraza. Esto me volvió a mostrar la sabiduría de los dioses, que muchas veces acuden a la puerta o a la ayuda nuestra sin necesariamente solicitarlo, y nos presentan oportunidades, desafíos o nos entregan fuerzas que no creemos ni sospechamos necesitar.

la foto

El ritual, a gran parte de los presentes nos traslado a una isla o colina verde, con la brisa corriendo. Claramente las presencias de Manannán y Ainé se hicieron sentir y nos probablemente llevaron a Irlanda a los puntos donde se realizaban la celebraciones antiguamente, la colina de Ainé y la isla de Mannanán. Para mi que oficie, la presencia de Ainé me acompaño toda la semana, y me vi en la necesidad de mantener el altar montado durante tres días. La presciencia de ambos se sintió “fresca” y honorable, Ainé con un leve toque más jugueton, e incluso inspiraron el baile.

Una de las cosas que me hubiese gustado habría sido tener la posibilidad de realizar el ritual al aire libre y velar toda la noche, recolectar hierbas, pero los horarios y espacios fueron imposibles de consensuar para ello.

Agradezco a los Dioses por haberme llevado al encuentro de los miembros de mi tribu y al suyo, han llenado mi vida de magia y sentido.

Ewin

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s